Chenin Blanc

La Chenin blanc (también conocida como pineau de la Loire entre otros nombres) es una uva blanca de vino del  valle del Loira, Francia. Su alta acidez la hace útil para la producción de vinos espumosos y vinos de postre equilibrados, aunque puede producir vinos muy blandos y neutrales si no se controla el vigor de la vid

La uva Chenin blanc brota pronto y madura de forma media o tardía en lo que respecta al tiempo de la cosecha. ​ No obstante, en los años cálidos, el equilibrio entre el clima marginal del Loira y el calor necesario para que la uva alcance su madurez total da a la uva el potencial de producir vinos con cierta profundidad, profundidad y finura. La edad de la vid puede influir en la calidad del vino. Las vides más antiguas producen rendimientos bajos de forma natural. Cuando la uva es infectada con la pudrición noble, también disminuyen los rendimientos y se intesifican ciertos sabores. En estos casos el vino desarrollan menos aromas florales pero añade notas más profundas y con más facetas.3

Se han desarrollado nuevas variedades clínicas que retrasan la brotación y que incrementan el desarrollo de azúcar de las uvas durante la fase de maduración. Seis de estos nuevos clones han sido aprobados por el gobierno francés. ​ La vid crece de forma semi-recta y tiene hojas con de 3 a 5 lóbulos. Tiende a tener brotaciones tempranas, y produce racimos cónicos de uvas amarillo-verdosas de maduración tardía. ​ Las uvas tienen 16 mm de largo por 14,2 mm de ancho, con un peso medio de 1,79 g

Vinos de Chenin Blanc

Los aromas y sabores de la Chenin blanc incluyen un buqué mineralizado, a ciruela, a Angélica y a miel. Los vinos de Chenin producidos con uvas con pudrición noble suelen tener notas a melocotón y miel, que se trasforman a medida que envejecen en cebada, mazapán y membrillo. El vino seco o semi-dulce del Loira suele tener notas a manzana, ciruela y a minerales calcáreos que se convirieten en aromas a miel, acacia y membrillo. Los vinos del Nuevo Mundo, como los sudafricanos, suelen hacerse para consumirse jóvenes y exhiben ricas notas a frutas tropicales como plátano, guayaba, pera y piña. El nivel de alcohol de los vinos de postre no suele superar el 12%, lo que da más equilibrio a estos vinos. Los vinos más secos de Chenin son más propensos a tener alrededor de 13,5%

Maridaje

La Chenin blanc puede ser una variedad muy versátil a la hora de acompañar a las comidas, aunque debe de tenerse en cuenta la gran variedad de vinos de esta variedad. Los vinos más ligeros y secos pueden acompañar bien a platos ligeros, como ensaladas, pescados y pollo. Los vinos más dulces pueden acompañar bien plantos picantes de comida asiática o hispana. La acidez de los vinos semi-secos puede acompañar bien a salsas cremosas y al paté.

                                                                      

 

Filtros activos