0

ESTOY BEBIENDO LAS ESTRELLAS

Roberto Regal

Un lunes, me llamó una amiga para catar a ciegas vinos espumosos de muchas regiones del mundo, una persona que responde a este perfil no conformista y defiende los valores culturales de los pueblos, territorios, comunidades o cómo designar un conjunto de personajes en un espacio geográfico. Pero, sobre todo, una mujer que valora las «nuevas elaboraciones» de vinos creados por viticultores y bodegas gallegas. Las nuevas propuestas que defienden mi amiga, pionera en los sommeliers gallegos, están lejos de las propuestas buenas o innovadoras habituales. Los vinos, en muchos casos, no están amparados por Consejos Reguladores

En este momento actual, en lo que es habitual reclamar la libertad de expresión vinca por parte de los ‘vignerons’ gallegos, ocasionalmente asisto a jornadas de divulgación que se organizan en estas latitudes vitivinicolas, foros no exentos de debate que buscan trazar el camino. de la viticultura gallega, donde asisten como representación del sector diversidad de ideas, las cuales intuyen que ciertas políticas globales están ahogando la identidad y singularidad de muchas zonas vitivinícolas.

Tras uno de estos debates, me invitaron a comer con amigos y colegas del sector, una degustación gastronómica en la que no faltaba la degustación de vinos gallegos, como por ejemplo un  vino tinto exquisito, sincero, profundo y complejo, el elaborador me confesó que tenía algunas uvas blancas, una práctica que no está permitida en todas las denominaciones de origen. Durante la conversación, alguien habló de la recuperación de un vino tradicional de calidad suprema, El Tostado, y de cómo la D.O. Ribeiro lo integró en su regulación; del éxito de los vinos espumosos de las Rías Baixas; de cómo una fabulosa Branca Leixitma esta admitida como variedad de uvas en la Ribeira Sacra; de los rosados, realidad en varios D.O.como Valedorras, o dos vinos de barrica de Monterrei, impensable hace mucho tiempo.

Cuando estábamos en el postre, mientras alguien servía un vino dulce gallego de alta calidad, hablamos sobre qué es la tradición y qué significa la innovación, así como la relatividad de este término, por ejemplo, el Fondillón de Alicante, que puede parecer que está de moda, pero es tradicional, y para lo cual el Consejo Regulador solo autoriza la uva Monastrel, cuando siempre se ha hecho con ella y con la prohibida Garnacha. Se mencionó el Tokaj, que ahora es tradicional, pero fue la casulidad en la guerra húngara, durante el siglo XVII, lo que lo puso de moda; También se recordó cómo Pierre Pérignon descubrió por error lo que hoy es uno de los mejores vinos del mundo y dijo a los otros monjes: «Viens vite, je bois les étoiles!» Hubo quien comentó que en Galicia, el clarete siempre ha sido típico, que los abocados todavía se conservan en lugares de Pontevedra; que los blancos siempre fueron hechos con las pieles; hay personas innovando con vinos rancios, barricas de roble gallego o incluso vinos de hielo.

Siempre pensé que los vinos deberían ser de calidad independientemente de su tipo, origen o variedad y, sobre todo, creo que deberían hablar sobre su origen y lograr que los humanos tengan mejores conversaciones.

El hecho de que un vino sea único no lo hace bueno en ningún caso, ya que no garantiza que esté libre de defectos; La calidad de lo natural no significa que sea saludable en ningún caso; El nombre tradicional o artesano no garantiza que un vino sea ético o respetuoso con el medio ambiente, por lo que entiendo que debemos ser conscientes de que la apertura no debe ser un hueco para el oportunismo.

Pero, por supuesto, está claro que un buen vino es uno que es tradicional, natural, saludable, ético, respetuoso con el medio ambiente y la calidad y por eso estoy satisfecho con la ‘Glocalidade’, que nos permitirá mantener la identidad y la tradición dentro de un marco global. , preservando el legado para las generaciones futuras. Creo que la burocracia debe ser tan consciente de la solidaridad y la competencia de estos nuevos creadores en Galicia, ya que son conscientes de que tienen derecho a una libertad que sea compatible con la misma libertad para todos.

Ahora pienso en ese lunes, en esa cata con mi amiga, sabiendo que una vez sacamos las fundas de las botellas Cava, Champange, etc. Descubrí que el vino que más me gustó era un espumoso gallego elaborada con método ancestral y sin el amparo de la denominación de origen. Recuerdo que pensé que estaba bebiendo estrellas.

https://www.galiciaenvinos.es/vinos/noticias/vide-pronto-estou-bebendo-as-estrelas.html?fbclid=IwAR1yd7uRTunTfO2oNGqEHiQDjnigRxqrKt26qpkhtjaBz5YAvHBBVC02hIA

Nacho Sanz Maestre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *